23 ago. 2012

ISLANDIA 2012: Arte callejero en Reykjavík

Una de las cosas que más nos sorprendió en nuestra visita a la capital de Islandia fue la gran cantidad de graffitis que había por toda la ciudad.

Nuestro primer contacto con el street art islandés fue en el conocido Café Babalú, a mitad de la calle Skólavörðustígur , donde paramos para reponer fuerzas. En la pared lateral del edificio un curioso y simpático graffiti nos daba información sobre la oferta culinaria y de servicios del café. Un bonito graffiti y un café que bien merece una visita.


Tras la pausa y bajando por Skólavörðustígur nos encontramos con uno de los grandes murales que dan color a la ciudad.




Este mural pertenece a una serie de obras creadas durante el festival de arte urbano "Gata the Gathering No.2" que tuvo lugar en la capital islandesa en 2005 (durante 10 días los artistas trabajaron en 8 murales repartidos por la ciudad). En ese festival participaron grupos como The London Police, Above, Nomad y artistas locales como Sara Riel.



El mural que puedes ver en la foto anterior también fue pintando durante el Festival de 2005. Justo al lado de este mural se encuentra la Hjartatorg ("Plaza corazón"), que también se la conoce como Hjartagarðurinn ("El jardín del corazón").

Hjartatorg es una pequeña plaza en el centro de Reykjavík, entre las calles Laugavegur (la principal calle comercial de la ciudad) y Hverfisgata (que se convirtió en mi calle preferida, ¡¡vaya ambiente!!). La historia de esta plaza es muy reciente, pero en poco tiempo se ha ganado el corazón de los habitantes de Reykjavík.



En el pasado se cree que, en lo que ahora es la plaza, existieron una serie de patios traseros abandonados, y sin entradas que conectaran con las calles colindantes. Hace unos años unos empresarios compraron la parcela con idea de construir un centro comercial y un aparcamiento. El proyecto también incluía derribar dos edificios colindantes, en uno de ellos tenía su sede el legendario "Bar Sirkus". Esta idea no gustó a los residentes, que consideraban que no hacía falta un centro comercial en el barrio, que podría arruinar el ambiente de la zona. Debido a la crisis que comenzó en 2008 el proyecto no siguió adelante.







Parece ser que la plaza, tal como se la conoce hoy, lleva abierta desde 2009. Al principio simplemente era un pequeño parque al que se le desmoronaban las paredes de alrededor. La gente empezó a frecuentar el parque, lo que hizo que se estropeara con rapidez (dejaban basuras, cristales rotos por el suelo, etc.). Como el parque es de propiedad privada las autoridades de Reykjavík no actuaron para mantenerlo en buenas condiciones.

Fue entonces, durante el verano de 2011, cuando una pareja de residentes (Tomas Magnusson y Pollock Tanya) molestos con el estado del parque se pusieron en marcha y comenzaron la iniciativa HjARTpark, y así reunieron voluntarios para limpiar el parque. Ahora gracias a ellos dos y muchos voluntarios anónimos el parque está limpio.





Ahora es un parque animado donde durante el día casi siempre hay música en vivo en un pequeño escenario y la gente vende ropa o comida. Además la plaza se ha convertido en un enorme mural donde los artistas trabajan sin parar, haciendo que la plaza cambie constantemente. También el Hotel Klöpp ha inaugurado una pequeña terraza allí.



Durante nuestra visita a Hjartagarðurinn pudimos disfrutar bailando un rato una estupenda sesión de música electrónica. Aquí un vídeo con el ambiente de la plaza mientras pinchaba el dj.




No me gustaría terminar este recorrido por Hjartagarðurinn sin antes mencionar un curioso negocio que se encuentra junto a la plaza. Es "KúKú camper rental". Para aquellos que buscan un turismo alternativo este es vuestro sitio para alquilar coche en Islandia.

Por 70€ al día se puede alquilar una Renault Kangoo customizada de manera muy original (no tiene desperdicio la "Chuck Norris KúKú"), además de estar preparadas para dormir en ellas. Una muy buena opción, visitad la web.


© KúKú Campers
Muy cerca de la plaza hay un local pintoresco, el Faktorý, donde hay música en directo y un billar enorme. También tenían una tele gigante instalada, no sé si por la Euro 2012 de fútbol o la tienen siempre.





Seguimos nuestro recorrido artístico y esta vez nos paramos en el nº 34 de Laugavegur, la calle más comercial del distrito 101. Ahí un graffiti una curiosa ilustración de la tienda "Verslun Guðsteins Eyjólfssonar sf" nos explica 3 maneras diferentes de hacer un nudo de corbata.



Continuamos recorriendo el centro de la ciudad, donde también cabe destacar las grandes instalaciones de la artista Theresa Himmer, dentro de su serie "Mountain". En esta serie de obras la autora investiga sobre la relación del paisaje natural y artificial, y la creciente mercantilización de la naturaleza islandesa.



Abandonamos el centro y continuamos nuestro paseo hasta la calle Skipholt donde encontramos, tras atravesar un pequeño corredor, un patio con varios graffiti de diversos tamaños (el edificio colindante es la Academia Islandesa de las Artes).

Entrando por el corredor.






En el patio interior.




Y hasta aquí nuestro recorrido artístico por Reykjavík. Da gusto ver como en poco tiempo Reykjavík ha ido adquiriendo su propia seña de identidad artística a través de una variedad de obras urbanas de mucha calidad.

En el siguiente mapa podéis ver la localización de todas las obras comentadas en el post.

Ver "ISLANDIA 2012 Street Art" en un mapa más grande

En mi set de Flickr puedes ver alguna fotografía más sobre el arte urbano en Reykjavík, así como más fotos de mi viaje a Islandia.

1 comentario:

  1. Son muy curiosos los graffitis de Reykjavik, algunos son unas joyas.

    ResponderEliminar

ShareThis1